Pobladores de la localidad de Los Nacimientos, pidieron asistencia al Ministerio de Producción para evitar más muertes de animales por la falta de alimento.

Vecinos de la localidad catamarqueña de Los Nacimientos, ubicada a 35 kilómetros de la Villa de Antofagasta de la Sierra, pidieron al Ministerio de Producción provincial que intervenga para evitar la muerte de más llamas y ovejas por las bajas temperaturas y la falta de pasto originada por la sequía prolongada.

De acuerdo con el periódico local El Ancasti, en Los Nacimientos, una localidad con poco acceso a las comunicaciones, viven cerca de 30 personas, durante la última ola polar sufrieron la muerte de varios ejemplares de camélidos, por lo que iniciaron una campaña en medios y redes sociales para recibir la ayuda del gobierno provincial.

Embed

Concretamente, piden al Ministerio de Producción rollos de pasto o maíz, considerando que la ganadería es la actividad económica principal del lugar.

El senador departamental José Liquín dijo al que se enteró de la situación por las publicaciones en redes sociales, dado que nadie se comunicó con él para que gestione asistencia, y agregó "no estar seguro de si las imágenes de la situación son de ahora".

"Generalmente los inviernos son crudos y hay problemas con las pasturas también por la falta de lluvias en el verano, es casi normal que suceda eso y que mueran los animales por la falta de pasto", reconoció.

Llama

En la zona, las temperaturas continúan siendo bajas, y las heladas tardías que se produjeron días atrás afectaron distintas zonas de producción. Productores de olivos manifestaron su desazón por no haber podido evitar el impacto de los 3 grados bajo cero.

"Tuvimos la mala suerte de que cayó una fuerte helada en algunas zonas, como por ejemplo en Altos de Tinogasta, en la zona de La Aguadita, aún no precisaron la cantidad de hectáreas. Lamentablemente se la veía venir y en fincas grandes es imposible controlar la helada, porque en las más chicas el productor puede quemar y hacer algo para que el humo no deje asentar la helada, pero en las grandes es imposible. Esperamos que no impacte de manera tan negativa en las fincas de olivos que el año pasado se vieron azotadas por el viento zonda", dijo el secretario de Producción Ernesto Andrada.