Sucedió en Mendoza. Un hombre de 78 años fue golpeado con fierro por cuatro ladrones que le robaron el auto. La víctima pasó seis días en el hospital, recibió puntos de sutura en el cráneo, la nariz y la boca. LA IMAGEN PUEDE HERIR LA SENSIBILIDAD DEL LECTOR.

Un jubilado de 78 años fue brutalmente golpeado por cuatro delincuentes para robarle. El hombre pasó seis días hospitalizado por las graves heridas ocasionadas.

Según publicó el diario Los Andes, los asaltantes lo sorprendieron el viernes pasado en su finca y lo dejaron atado con alambres y luego huyeron con dinero y un auto.

Los hechos se registraron el viernes 2 de septiembre a las 22hs., según confiaron fuentes policiales. Marcos César Silva se disponía a ver la televisión mientras cenaba, luego de una dura jornada en la que había estado cortando leña, con lo que se gana la vida. De pronto, sintió un ruido en una ventana pero no tuvo tiempo a acercarse a ver qué estaba ocurriendo porque dos sujetos armados se ubicaron detrás de él y comenzaron a golpearlo.

hombre golpeado

Segundos después, otros dos ladrones ingresaron por una ventana de la vivienda ubicada en una pequeña finca a la vera de la ruta nacional 7 en el distrito maipucino. "No le dejaron decir nada, empezaron a pegarle en la cabeza con un fierro. Le pedían plata y le decían "viejo, te vamos a matar".

Lo golpearon hasta cansarse y hasta le partieron la dentadura postiza", contó a Los Andes Marcela Silva, nieta de la víctima.

A los delincuentes no les convenció el relato del jubilado de que no tenía dinero así que continuaron torturándolo. Finamente, el anciano les indicó donde estaban los 1.500 pesos que había cobrado ese día por su labor como leñador. Además, los asaltantes tomaron cuanto objeto de valor pudieron encontrar, incluido un anillo de oro y un acordeón, y escaparon en el VW Gol de la víctima, según informaron fuentes policiales. Antes de huir, los criminales dejaron a Silva maniatado con alambres.

El hombre se liberó y, apoyándose en las paredes porque casi no podía caminar, se dirigió a la casa de un vecino y pidió ayuda.

Silva fue hospitalizado el viernes por la noche. Tras el ataque, recibió puntos de sutura en el cráneo, la nariz y la boca en el hospital Metraux de Maipú, donde quedó internado. De acuerdo al reporte médico oficial, ingresó con politraumatismos faciales, una herida contuso cortante en rostro y traumatismo ocular.