El operativo se llevó a cabo en Mar del Plata a partir de una investigación iniciada en febrero de 2013. La ministra de Seguridad Patricia Bullrich, aseguró que "los vehículos secuestrados son bienes del lavado del narcotráfico".
Un total de 241 vehículos que habían sido adquiridos por una banda de narcotraficantes, para blanquear el dinero obtenido en la venta de drogas, fueron secuestrados durante un operativo realizado en las ciudades bonaerenses de Mar del Plata y Chascomús, donde fueron detenidas ocho personas, informaron fuentes oficiales.

En total, los investigadores secuestraron 205 autos, 27 camiones, 6 motos, 3 cuatriciclos y una lancha, además de una importante suma de dinero en efectivo, doce armas de fuego, 60 gramos de cocaína, 5 plantines de marihuana y 2 balanzas de precisión.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, consideró a este operativo como "inédito, ya que se pudo rastrear la ruta del dinero de una banda de narcotraficantes, corroborar el origen de los activos y quitarle el financiamiento a la organización".

Destacó que los vehículos secuestrados son "bienes del lavado del narcotráfico, porque lo que hacían estas personas era sacar dinero de la droga y comprar este tipo de bienes y, de esa manera, lavar dinero".

La funcionaria formuló estas declaraciones en una conferencia de prensa en el balneario 12 de Punta Mogotes junto al secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco; el secretario de Seguridad Interior, Gerardo Milman; el fiscal general federal de Mar del Plata, Daniel Adler, y autoridades policiales. "Estamos muy contentos porque sentimos que este operativo va al corazón de los narcotraficantes, es un golpe muy fuerte al bolsillo del narcotráfico, porque pudimos sacarles la plata de la gente, ya que muchos jóvenes que compran drogas, terminan alentando a estas bandas", afirmó.

Embed
Fuentes de la investigación destacaron que gran parte de los allanamientos se realizaron sobre la Avenida Jara y la calle Polonia, de esta ciudad balnearia, en tanto que hay una línea de investigación en las provincias de Chubut, Santa Cruz y Corrientes, porque también ahí estaban algunos de los registros automotores que se utilizaron para la inscripción de todos estos vehículos.

La denominada "Operación Mar del Plata" surgió a partir de una investigaciones iniciada a principios de febrero de 2013, tras la detención de un narcotraficante en esta ciudad, cuando transportaba 150 kilos de cocaína en una camioneta.

A mediados de 2014 el detenido fue condenado a siete años de prisión en un juicio oral e inmediatamente se puso en marcha una nueva línea de investigación para corroborar si los bienes de esta persona eran de origen ilícito.

Además, en agosto del año pasado se incautaron 4.000 kilos de marihuana que tenían como destino Mar del Plata, se secuestraron varios vehículos y se detuvo a varias personas, entre ellas un hombre que estaba prófugo.

Al unificar las investigaciones se pudo constatar que efectivamente existía una relación entre las causas, por lo que se dio intervención a la División Antidrogas Mar del Plata y a la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal.

Embed
Ambas dependencias determinaron que el ex prófugo detenido encabezaba una organización delictiva y realizaba maniobras de lavado de activos, a través de la compra de vehículos.

Con respecto al destino que se le dará a los vehículos secuestrados, Bullrich señaló: "Esto está estrechamente vinculado a la ley de extinción de dominio que nosotros presentamos, para que el dinero de las bandas criminales se destine a las personas con problemas de adicciones, a la seguridad, educación y salud".

"La ley indica que en estos casos los vehículos tienen que rematarse y que los fondos deben utilizarse para los propios intereses del Estado", concluyó Bullrich.