Es de la escuela San Antonio de Padua de Santa Elena. Allí debieron reincorporar a una docente. "Si no hubiera puesto un abogado, ya estaría muerta", dijo Norma Núñez a quien más de 750 niños conocieron como la "Seño Moni". El representante legal del colegio que la quiso dejar sin trabajo por estar enferma fue su alumno.

Norma Núñez no cobra su sueldo hace seis meses, tras haber sido la maestra jardinera de la escuela católica N° 141 San Antonio de Padua, de la localidad entrerriana de Santa Elena, durante 25 años. Los más de 750 alumnos que pasaron por sus aulas la recuerdan como "Seño Moni".

Norma es la titular del cargo en el que se desempeñaba como suplente Vanesa, la docente que fue echada por padecer cáncer y luego, reincorporada este jueves.

Embed

Según le contó a 9 Ahora, Núñez, no es la primera vez que se deja de lado a una empleada enferma, sin asistencia legal, administrativa y humana. "Si no hubiera puesto un abogado, ya estaría muerta", dijo Moni entre lágrimas. "Lo llamé cuando vi que realmente ya no podía aguantar más, la escuela no me daba ninguna respuesta y yo estaba tirada en una cama gritando de dolor", agregó.

La maestra titular del jardín "Bichito de Luz" se encuentra en rehabilitación luego de pasar por tres intervenciones quirúrgicas, la última de las cuales incluyó una complicación: neumonía con derrame pleural. La primera operación fue a raíz de un quiste mesentérico -en 2014-, y las otras dos por hernia de disco -2015 y 2016-. Además, padece fibromialgia -un dolor masivo en todos los músculos del cuerpo-. "Me quedé sin fuerzas, me cansé anímicamente de ir a pelear con la gente que conviví 25 años y con este chico que fue mi alumno". La docente se refiere al apoderado legal del San Antonio que fue parte de su aula cuando era un niño.

Embed


"El colegio está muy mal manejado; las monjas han delegado la actividad administrativa en empleados que no han hecho las cosas como debían en cuestiones que son básicas, quizás sin intencionalidad, pero que configura un incumplimiento de los deberes dentro de la institución", afirmó Renato Ojeda, abogado de la docente.