El hecho ocurrió este viernes por la noche. La maniobra del conductor quedó registrada por una testigo que grabó el increíble episodio. El hombre tenía 1,5 gramos por litro en sangre, el triple de lo permitido.

Era viernes por la noche cuando un control de vialidad sobre la Avenida Libertador en Vicente López lo frenó para hacerle un control. Los agentes le pidieron que se realice la prueba y resultado no fue el permitido por la ley: tenía 1,5 gramos por litro en sangre, el triple de lo permitido.

Vicente Lopez.flv
Entonces, los policías le pidieron al hombre que bajara de su auto, quien reaccionó de la peor manera: lejos de acceder, arrancó el vehículo para escapar de la situación. Los inspectores intentan frenarlo, pero fueron atropellados por el conductor del Volkswagen Bora negro.

"Los dos inspectores están golpeados pero están bien", dijo Darío Antiñolo, secretario de tránsito de Vicente López.

"A partir de que atropella al inspector y se profuga del lugar, puede ser una tentativa de homicidio. Si el inspector hubiese caído debajo del auto, podríamos estar lamentando una muerte", agregó.