José "Pico" Peralta se había fugado el jueves pasado de la comisaría de Delfín Gallo, donde estaba alojado por orden de la Justicia Federal.

José Antonio "Pico" Peralta se entregó este sábado ante la Justicia acompañado por sus abogados defensores. Por disposición del juez Fernando Poviña, el líder narco será custodiado por otras fuerzas nacional y será alojado en un lugar, que no fue confirmado aún, hasta tanto sea trasladado a una unidad penitenciaria.

La fuga de Peralta ocurrió el jueves por la tarde. Ese día, cuatro hombres coparon la comisaría de Delfín Gallo, golpearon a los tres policías que allí se encontraban, rescataron al procesado por comercialización de drogas y huyeron con rumbo desconocido. Desde entonces era buscado intensamente por la Justicia.

Embed

"Pico" Peralta es uno de los líderes y cerebro de "Los 30", una de las bandas que está acusada de vender drogas en diferentes barrios del sur de la capital y había sido detenido por personal de la División de Delitos Complejos el 8 de agosto después de haber permanecido prófugo durante dos años.

Los policías lo arrestaron por un robo y después descubrieron que tenía pedido de captura por una causa por drogas; un mes después, en una cinematográfica fuga, se escapó de la comisaría de Delfín Gallo.