El 30 de mayo de 1981, John Hinckley Jr. baleó al entonces presidente de Estados Unidos a la salida del hotel Hilton de Washington. Hoy un juez federal tomó la decisión de darle el alta en base a la buena conducta que exhibió el paciente.

John Hinckley Jr., el hombre que el 30 de marzo de 1981 le disparó al presidente estadounidense Ronald Reagan, abandonó el hospital psiquiátrico en el que se hallaba internado. La decisión fue tomada por el juez federal Paul L. Friedman en base a la buena conducta que exhibió el paciente, que estuvo internado durante 35 años.

Hinckley Jr., de 61 años, seguirá bajo vigilancia y con tratamiento médico y vivirá en casa de su madre en Williamsburg, Virginia, precisó Ansa.

El 30 de marzo de 1981 Hinckley Jr. le disparó al presidente norteamericano a la salida del hotel Hilton de Washington. Una de las balas rebotó en la limusina presidencial e impactó en el pecho de Reagan, pasando muy cerca de su corazón.

Hinckley declaró posteriormente que quería impresionar a la actriz Jodie Foster, y posteriormente la justicia lo declaró penalmente irresponsable.

La Fundación Ronald Reagan se había opuesto a la liberación. En julio, consideró que Hinckley representaba todavía "una amenaza para sí mismo y para los demás".