El Gobierno negó que hay apertura indiscriminada de importaciones. El ministro de Producción manifestó que: "Con todos los sectores sensibles a importaciones trabajamos todos los días para estabilizar su situación y mejorar condiciones futuras".
Francisco Cabrera, ministro de Producción, reiteró que "no hay una apertura indiscriminada" de importaciones y aseguró que el Gobierno tiene "una estrategia de inserción, al mundo, inteligente, gradual, donde nadie se quede atrás".

A través de su cuenta de Twitter expresó más de una decena de conceptos en defensa de la política económica argentina que incluyó a la industria, las importaciones y exportaciones y el grado de apertura de la economía nacional.

Embed
"Tenemos una estrategia de inserción, al mundo, inteligente, gradual, donde nadie se quede atrás", indicó Cabrera en la red social, donde continuó expresando sus posiciones. "Con todos los sectores sensibles a importaciones trabajamos todos los días para estabilizar su situación y mejorar condiciones futuras", reafirmó el ministro.

Embed
"Podemos crecer e integrarnos al mundo cuidando el empleo nacional", continuó Cabrera quien advirtió que "a veces es tentador tomar el atajo, pero vinimos a generar condiciones para que Argentina tenga un crecimiento sostenible por varias décadas".

Embed
"Se necesita el compromiso responsable de todos en esa agenda", remarcó el funcionario y de inmediato invitó a que "veamos ejemplos: del consumo interno de leche en polvo, sólo 1,4% ingresa del exterior. Menos de la mitad que en 2012, cuando alcanzó 3,1%". "En quesos, las compras al exterior representan 0,5% de lo que consumimos los argentinos, versus 0,7% que se importó en 2012", dijo en otro tweet.

"Las carnes porcinas llegan a 4,2% de lo que comemos los argentinos, mientras que en el 2012, llegó a 4,8%", siguió enumerando ejemplos. De inmediato especificó que "ni siquiera una manzana, de cada 100 que consumimos, es importada. La cifra representa 0,7% del consumo nacional anual".

"Cualquier sector que tenga problemas sabe que este gobierno está abierto para encontrar las soluciones. Nuestra única obsesión es el empleo", remarcó al cerrar su incursión de hoy en la red social Twitter.