Un empleado humilló a un estudiante que había generado "inconvenientes" en el comercio: lo tomó del brazo, le puso un trapeador en la mano y lo hizo limpiar lo que había hecho. Antes, lo golpeó en la cabeza.