Un grupo de choferes mantienen las puertas cerradas de la sede de la UTA y en su interior se encuentra retenido el secretario del gremio Jorge Flores. Reclaman su renuncia y amenazan con prender fuego el edificio.
Afiliados a la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de Salta tomaron esta mañana el edificio sindical y mantienen de rehén al secretario general del gremio, Jorge Flores, en el marco de una feroz interna gremial.

Flores y otros miembros de la comisión directiva denunciaron a la Justicia y a través de las redes sociales que sectores opositores a su conducción los mantenían encerrados e incluso los habrían golpeado.

TOMAN-SEDE-UBA.flv
Según esos dirigentes, los manifestantes rociaron el edificio con combustible e intimidaron a los rehenes diciendo que estarían dispuestos a quemar el inmueble con ellos adentro.

En tanto, algunos de los manifestantes explicaron que la protesta es por irregularidades y problemas con los afiliados a la obra social y sindical. Dicen que hace un mes que no hay solución. "La mayoría de los compañeros se está desafiliando de la obra social por la falta de profesionales y atención", dijo uno de los trabajadores.