El último 9 de julio, Miesha Tate perdió frente a la brasileña Amanda Nunes el cinturón gallo en su primera defensa, lo que significó una gran decepción tras su histórico triunfo frente a Holly Holm que la había consagrado por primera vez campeona de la máxima liga de artes marciales mixtas.
Por estos días, la estadounidense se enfoca en prepararse para volver al ruedo y en los últimos días fue noticia por un acto de valentía y solidaridad con una pequeña niña a la que cargó más de 4 kilómetros en andas, ya que se había roto uno de sus brazos.

El hecho se dio en el Monte Charleston, de Nevada, donde Tate se topó con Kai, una pequeña de seis años que se había fracturado el brazo durante una caminata con sus padres. Ante esto, y ante la imposibilidad de los mayores de cargar a la niña, la peleadora no dudó y se hizo cargo de la situación, cargándola durante 4 kilómetros en descenso hasta la base, donde finalmente pudo ser atendida.

Tate.jpg
Pasada la situación, los padres le enviaron a Tate un video de Kai agradeciendo por la ayuda brindada, lo que hizo emocionar a la peleadora, que lo compartió en sus redes sociales.

"¡Se me escapan las lágrimas! Conozcan a Kai la dulce niñita que me hizo compañía mientras bajábamos por la montaña, muy alegre a pesar de su brazo roto. Tengo que decir que este fue uno de los días más gratificantes de mi carrera atlética. Y me gustaría señalar que muchas veces me dijeron que soy demasiado musculosa o "macho", que debería dejar de levantar pesas porque es "asqueroso" y no es atractivo en una mujer. Estoy muy feliz de nunca haber escuchado a las limitaciones que otros quisieron imponerme y espero que nuestros jóvenes sepan que pueden hacer lo mismo. La fuerza y belleza vienen de adentro", escribió.