El arquero de San Lorenzo de Almagro, Sebastián Torrico, que se convirtió una vez más en al atajarle un penal al uruguayo Santiago Silva sólo a tres minutos del final, contó que había decidido tirarse hacia ese sector antes de la ejecución y que tuvo suerte porque el delantero de Banfield eligió el mismo lugar.

San Lorenzo - Banfield - Atajada de Torrico


"Tenía decidido tirarme a la derecha y tuve la suerte de que la pateó hacia ese sector. El arquero está para eso, pero reconforta ayudar así al equipo. Hicimos un gran partido y pudimos dar vuelta una serie que parecía difícil. Nos faltó un gol más en el primer tiempo para estar más tranquilos, pero los jugadores hicieron un desgaste tremendo y la diferencia era importante. En el segundo el viento nos complicó pero había que pasar como sea y lo logramos. Estamos felices", resaltó.