Una película en 1996 planteó la historia de "Dave", un doble del presidente norteamericano, que tras un problema de salud del mandatario, debía hacerse cargo del país. Ahora la web volvió viral la versión de que la candidata demócrata, estaría usando una estrategia similar.
En la película "Dave", un filme de mediados de los '90 repetido hasta el cansancio en el cable y algún domingo seguramente también en la tarde de cine de algún canal de aire, el Presidente de los Estados Unidos usaba un doble para tras un discurso en un hotel, poder escaparse un rato sin que lo molesten. Pero hubo el problema: un infarto pone en peligro la vida del presidente, y lo que iban a ser unas horas, se convierten en días al frente de la Casa Blanca para el impostor.

Dave - Trailer.mp4
El guión está bien para ser una ficción, una hipótesis de una situación bizarra por la que sin internas, ni una preparación política, sin elecciones primarias, ni haber ido nunca a las urnas, un "tipo común" podría terminar al frente de uno de los países más poderosos del mundo y asumir responsabilidades presidenciales. Sin embargo, ahora un rumor que surge 20 años después del estreno del filme, hace pensar que quizás la teoría podría no ser tan descabellada.

Embed
Todo empezó luego de que las cámaras de televisión norteamericanas captaran el momento el domingo pasado, en que tras un evento en el monumento por el 11S en Nueva York, la candidata demócrata Hillary Clinton (68), sufría un mareo y debía ser ayudada por colaboradores para no irse al suelo. Si bien rápidamente el equipo se apuró a aclarar que el hecho se debió a un cuadro de neumonía que atravesaba la ex primera dama, fue un revés terrible en plena campaña que podría poner en peligro sus aspiraciones a la Casa Blanca.

Embed
Tras el mareo de Hillary cientos de teóricos de la conspiración -la mayoría seguidores de Donald Trump, el candidato republicano al que se enfrenta Hillary- comenzaron a hacer correr el rumor de que Hillary ahora no es Hillary, sino que ella en realidad está muy enferma y la que apareció en los últimos días, y se mostró en lugares públicos, por ejemplo saliendo de la casa de su hija Chelsea, es una doble de cuerpo de la demócrata.

Para fundamentar esta teoría la web se llenó de usuarios que subieron fotos comparativas, señalando supuestas "diferencias físicas" de la Clinton de la semana pasada y la mujer que apareció ante las cámaras tras el traspié del domingo. ¿Es ella?

Embed