A sus 39 años y después de amamantar a Tyron, la ex modelo decidió recuperar su cuerpo y deshacerse de las prótesis.

Hace cuatro años y luego de amamantar a su hijo Calder (7), Jimena Cyrulnik decidió sacarse las lolas que se había agregado porque no se sentía cómoda. En una entrevista íntima contó los porqués de la intervención, con un delicado desnudo.

"Desde un principio me sentí incómoda con las lolas grandes", aseguró la actual conductora de radio a revista Gente y explicó lo sucedido: "El cirujano me dijo que tenía espacio para mucho. Yo le dije: 'Tratá de que no me queden tan grandes'. Y si bien al quirófano llevó tres tamaños de prótesis, se decidió por las de mayor volumen. Tal vez el primer año las disfruté, pero después empezaron a molestarme mucho".


Seguí leyendo más en RatingCero.com