Es para "mejorar la accesibilidad" y promete beneficiar a 300 mil pasajeros que transitan a diario por el nodo que conecta las líneas B, C y D del subte. Los trabajos comenzarán a mediados del año próximo.
Subterráneos de Buenos Aires S. E. (SBASE) presentó el Plan de Accesibilidad, Circulación y Evacuación 9 de Julio, que promete "mejorar el trasbordo de los 300 mil usuarios que transitan por día" en el nodo de combinación de las líneas B, C y D del subte.

Se trata de una obra en una de las zonas de la red de mayor confluencia de pasajeros, y permitirá dotar de accesibilidad a las estaciones Carlos Pellegrini (Línea B), 9 de Julio (Línea D) y Diagonal Norte (Línea C).

El proyecto se encuentra en proceso licitatorio y para poder comenzar con la primera etapa, a mitad de 2017, es necesario expropiar el estacionamiento ubicado en Sarmiento al 800, donde se construirá un nuevo acceso a la estación Diagonal Norte, apto para personas con movilidad reducida, con espacios verdes y un estacionamiento de motos.
Combinación.jpg
"Este proyecto va a mejorar la experiencia de miles de usuarios que transitan a diario por esas estaciones. Se trata de una obra de gran magnitud, que permitirá resolver un problema de circulación que viene desde hace 70 años, en un punto clave de la red", afirmó el presidente de SBASE, Juan Pablo Piccardo.
La primera fase del plan comprende el nuevo acceso a Diagonal Norte; la ampliación de 1000 m2 de superficie del andén de la Línea D sentido a Catedral, que conecta con la Línea C; y la incorporación de un ascensor en la estación 9 de Julio de la Línea D, sentido a Congreso de Tucumán.
Nuevo acceso Diagonal Norte.png
En una segunda etapa, se incluirán ascensores en las líneas B y C, se construirá un nuevo acceso a la Línea B, y se trabajará para mejorar su combinación con la D.
Embed
Las obras de la primera fase tienen un plazo estimado de tres años y requieren un monto aproximado de 200 millones de dólares, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).