Exequiel Sampietro nació sordo y tras diagnósticos mal dados y viajes desde Concordia a Capital, finalmente fue operado en el Hospital Garrahan y pudo empezar a oír. Mirá el video.
Durante cinco años Exequiel sólo conoció el silencio. Aprendió a vivir y a comunicarse con gestos, a leer las señales, a sentir los signficados, a comprender a través de caricias, y ahora además de todo eso, por primera vez en su vida, puede escuchar.

Comenzó a transitar un nuevo camino, el de empezar a intentar aprender qué son las "palabras", a ver qué efectos generan en los otros, a hablar, a desprenderse gradualmente de la hipoacusia neurosensorial bilateral profunda, con la que vivió desde que nació.

Yanina Blatt, su mamá, estaba con él cuando le hicieron la operación en el Hospital Garrahan, en Buenos Aires, donde le pudieron dar sus tan esperados implantes. Un video que grabó el papá, registró el momento exacto, en el que el mundo de Exequiel cambiaba para siempre:

nene-escucha-por-primera-vez.flv