El pacto establece dos escalas adicionales mensuales en territorio continental argentino, una en cada dirección, hacia Malvinas. Además, el gobierno argentino y el británico coincidieron en la necesidad de "remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico" del archipiélago.
Argentina y el Reino Unido acordaron dos escalas adicionales mensuales en territorio continental argentino, una en cada dirección, hacia las Islas Malvinas y coincidieron en la necesidad de "remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico y el desarrollo sustentable" del archipiélago, como comercio, pesca, navegación e hidrocarburos.

Dejando a un lado la cuestión de la soberanía sobre Malvinas, el acuerdo en torno a los vuelos y otros aspectos de la relación bilateral fue incluido en una declaración conjunta de diez puntos difundida por las cancillerías de ambos países, luego de un encuentro que mantuvieron en Buenos Aires la canciller Susana Malcorra y el vicecanciller británico Alan Duncan, quien llegó al país para participar del Foro de Inversiones y Negocios.

Embed
El pacto, que implica un giro radical en las relaciones con el Reino Unido, deja en claro que el diferendo por la soberanía de Malvinas es una "cuestión pendiente", tal como dijo ayer Malcorra, y retoma la fórmula establecida en el Acuerdo de Madrid, firmado en 1989 por el ex presidente Carlos Menem, que retomó las relaciones diplomáticas entre ambos países dejando de lado el diferendo por la soberanía, siete años después de la guerra de Malvinas.

El propio Duncan, en declaraciones difundidas hoy por la cancillería británica, lo dejó en claro, al señalar que el diálogo por el Atlántico Sur "tratará de aprovechar la cooperación en áreas de interés mutuo" pero, "por supuesto, no incluirá la cuestión de la soberanía".

En este sentido, el vicecanciller británico subrayó que el Reino Unido "sigue apoyando firmemente los derechos de los habitantes de las islas y nuestra posición sobre la soberanía no ha cambiado".

En un apartado llamado "Atlántico Sur", ambos gobiernos "acordaron que serían establecidas conexiones aéreas adicionales entre las Islas Malvinas y terceros países" y, en ese marco, pactaron el "establecimiento de dos escalas adicionales mensuales en territorio continental argentino, una en cada dirección", cuyos "detalles específicos serán definidos" más adelante.

Actualmente, la empresa LAN realiza un solo vuelo por semana -los sábados- que parte desde Santiago de Chile con destino a la base militar de Mount Pleasant en Malvinas, y hace una escala en la ciudad chilena de Punta Arenas.

Una vez por mes, ese mismo vuelo hace una segunda escala en Río Gallegos, tanto a la ida como a la vuelta, y, a partir del nuevo acuerdo firmado ayer en Buenos Aires, las escalas mensuales -de ida y vuelta- serán dos, lo que implica que se sumará un nuevo vuelo mensual a esa ruta aérea.

Por otra parte, Argentina y el Reino Unido expresaron su acuerdo en "adoptar las medidas apropiadas para remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas, incluyendo comercio, pesca, navegación e hidrocarburos", y ambos gobiernos remarcaron "los beneficios de la cooperación y de un compromiso positivo de todos los involucrados".