Una pareja adoptó a la nena pero su compañero de juegos quedó atrás. Pero un designio del destino quiso que se volvieran a juntar en su nuevo hogar.
La amistad de Hannah y Dawson probó ser indestructible después de pasar 11 meses separados, ella en su nuevo hogar en Texas, Estados Unidos, y él en el orfanato donde vivían en China.

Hannay, de 4 años, fue adoptada en 2015 por Sharon y Andy Sykes, de Fort Worth, Texas, pero cuando la pareja fue a buscarla al orfanato de China donde vivía se encontraron con Dada, su mejor amigo, informó el sitio The Huffington Post.

"Cuando estuvimos en China y visitamos su orfanato, Hannah se emocionó mucho al ver a Dada. Se abrazaban y reían como ahora. Era obvio que eran mejores amigos", escribió Sharon Sykes en su post de Facebook en el que compartió un video del reencuentro de los niños en el aeropuerto de Texas.

Embed
Con dos hijos mayores además de Hannay, Sykes y su marido decidieron que no podían adoptar otro hijo, pero igual le encontrarían una casa en los Estados Unidos al chico de 3 años.

"Compartimos sus fotos y una amiga de la iglesia que estaba viendo nuestras fotos del viaje a China se las mostró a Chris y Amy Clary y les dijo algo así como 'ustedes deberían adoptar a este chico'", relató la mujer.

La idea prendió en los Clary y 11 meses después Dada, que ahora se llama Dawson, llegó a Texas y se reencontró con su amiga.