El pequeño se había escondido debajo de un puf en el que la mujer se acomodó para leerle un cuento al resto de los chicos. La víctima estaba a punto de cumplir dos años.
Un niño de casi dos años murió asfixiado por su maestra el jueves pasado en un centro infantil de Utah, en los Estados Unidos. La mujer se sentó en un puf a leerle un cuento a sus alumnos sin percatarse de que el pequeño se había escondido debajo.

"Eso es lo único que sé en este momento, que mi hijo murió sofocado debajo de un puf", expresó Danielle Sánchez, la madre de Leo, informó el sitio NBC. "Yo tendría que estar planeando su fiesta, pero ahora estoy organizando su funeral", agregó la mujer.

Tal como se pudo ver en la grabación de las cámaras de circuito cerrado del centro infantil de West Jordan, en Utah, Leo estaba jugando a las escondidas con sus amigos y decidió meterse debajo del puf sin que su maestra lo advirtiera.

En vez, la mujer se sentó en el puf a leer un cuento. "No puedo creer que no sepa dónde estaba mi hijo. ¿Cómo no lo sentiste? ¿Cómo no lo escuchaste gritar?", expresó la madre.