La crisis del matrimonio terminó en la ruptura definitiva con una fuerte discusión en la casa. Insultos, empujones, e hijos de por medio, mientras el personaje de Bertotti sospecha de un embarazo.

Julieta Díaz y Adrián Suar protagonizaron la escena más dramática de Silencios de familia cuando finalmente la crisis del matrimonio derivó en la separación. Y como toda separación, no fue fácil.

"Pasó como pasan estas cosas, muy triste", le dijo el personaje de Adrián Suar (Miguel) al de Florencia Bertotti (Fabiana) luego de la brutal pelea con su flamante ex mujer.

Seguí leyendo en RatingCero.com