El juez federal reiteró que "no había delito" en la denuncia del fiscal fallecido Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Kirchner y aseguró que "siempre" actuó con "tranquilidad". Además, habló de la solicitada en su contra: "Buscan perseguir a un juez por haber dictado un sentencia".

El juez federal Daniel Rafecas concedió a Radio 10 una extensa entrevista en la que defendió su fallo en el que desestimó la denuncia del fiscal fallecido Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Kirchner y aseguró que "nunca" firmó nada "bajo presión".

Embed

"Hace 30 años que trabajo en los tribunales y nunca sonó el teléfono para presionarme. No tuve presión de ningún sector para firmar nada. Siempre trabajé con tranquilidad", afirmó el magistrado.

Además, reconoció que lo sorprendió la solicitada que pidió su remoción porque "nunca antes había sucedido algo así en democracia". "Sabía que había una estrategia y una movida de distintos sectores para reabrir la investigación que fue desestimada hace un año y medio", reconoció.

"La denuncia era un escrito donde presenta unos hechos que no conducen a ningún delito. No dice que se cometió ni se iba a cometer algún delito", manifestó el juez.

Y agregó: "Interpol fomentaba las negociaciones entre Argentina e Irán. Estoy convencido de que el gobierno argentino mantuvo las órdenes de captura a los iraníes".