Real Madrid se quedó con un importante y trabajado triunfo frente al Sporting Lisboa por 2 a 1 en el Santiago Bernabeu, aunque un volante argentino del conjunto portugués pudo irse con una sonrisa de tierras españolas.
Se trata de Marcelo Meli, flamante refuerzo del Sporting (aún no debutó), quien no quiso perderse la oportunidad y, consumado el encuentro, fue hacia el vestuario local para sacarse una foto nada menos que con Cristiano Ronaldo.

Meli.jpg
Así fue como el ex mediocampista de Colón y Boca (que integró la delegación pero no fue ni al banco) pudo cumplir su sueño de estar mano a mano con uno de los mejores jugadores del mundo.