Un jugador de Pokémon Go descubrió por casualidad una plantación de cannabis cuidadosamente oculta cuando practicaba su pasatiempo favorito en una localidad rural de Austria, señaló la policía, que detuvo al propietario.
El joven se había aventurado hasta la parte trasera de un jardín en la localidad de Weibern, en el norte del país, cuando sintió un "fuerte olor" de cannabis, precisó la policía.

Embed
Alertados, los agentes se incautaron de varias plantas que crecían en un invernadero y detuvieron al propietario, de 50 años.

El éxito de Pokémon Go llevó a varios países a prohibir su uso cerca de instalaciones militares u otros lugares sensibles para limitar los riesgo de intrusión de jugadores dispuestos a cualquier cosa para cazar estas criaturas virtuales.