Tras el sorteo que determinó que Juan Martín Del Potro abra la serie de semifinales de Copa Davis frente a Gran Bretaña nada menos que ante Andy Murray, el tandilense se mostró conforme con la decisión del capitán argentino, Daniel Orsanic, de ubicarlo como segundo singlista.
"La decisión estaba tomada hace varios días, pero no se podía decir. Tal vez ni siquiera llegamos al domingo, por eso hay que poner lo mejor de arranque", manifestó el tandilense en diálogo con TyC Sports desde Glasgow, Escocia, sede de la serie que comenzará este viernes a las 9 (hora argentina).

Orsanic tuvo la difícil tarea de ubicar a Del Potro como segundo singlista (es el 64º del ranking), dejando a Guido Pella (49º) como primero y relegando a Federico Delbonis y Leonardo Mayer a jugar el dobles del sábado. El objetivo, claramente, es intentar que el tandilense dé el gran batacazo ante el 2º del mundo, que ya lo venció en la reciente final de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Precisamente sobre ese encuentro, Del Potro aseguró: "Lo de Rio quedó allá. Ésta es otra competencia, con otras cosas en juego".