La menor, Victoria Martens, fue apuñalada, estrangulada y finalmente descuartizada en agosto de este año en los Estados Unidos. Ahora su mamá admitió que fue ella la que pidió por internet que la asesinaran.
La policía de Albuquerque encontró el cuerpo desmembrado de Victoria Martens el mes pasado en su casa de Nuevo México, tras ser notificados del macabro hallazgo a través de una denuncia telefónica.

Los oficiales dijeron que la niña, asesinada poco antes de cumplir los diez años, había sido drogada y agredida sexualmente, antes de ser apuñalada, estrangulada y posteriormente descuartizada.

LOS DETENIDOS

Entre los giros más oscuros que tuvo el caso, su mamá Michelle Martens, y un hombre llamado Fabián Gonzales, así como una prima de éste, Jessica Kelley, fueron acusados por su participación en el crimen.

Michelle, de 35 años, afirmó a los investigadores tras su detención que había contactado a hombres en Internet y en su trabajo para que violaran a su hija, según indicó el diario Albuquerque Journal. Ella misma fue la que planeó y contactó a quienes llevaron a cabo el crimen de Victoria, pero eso no es todo.

"DISFRUTÉ OBSERVANDO"

Citando investigadores relacionados con el caso, el Albuquerque Journal indicó que Martens declaró a la policía que "disfrutó observando" el asesinato.

Martens habría mantenido encuentros con al menos tres hombres, agregó el diario. Uno de ellos sería un compañero de trabajo y a los otros -uno de ellos Gonzalez- los conoció por Internet.

"Este homicidio es el más horroroso que he visto en mi carrera", había dicho en agosto el jefe de policía de Albuquerque, Gorden Eden Jr, tras el descubrimiento del cuerpo de Victoria. "Evidenció un total desprecio por la vida humana y la traición de una madre", agregó.