Lo había estacionado en las inmediaciones de la escuela de sus hijos y, como demuestran las imágenes de las cámaras de seguridad, no estaba en condiciones de manejar. La policía llegó al lugar y secuestró el vehículo.