Los animales se enfermaron luego de ingerir los paquetes de droga, lanzados por un sospechoso que era perseguido por la policía e intentó descartar a evidencia.
La guardería de animales está en la ciudad estadounidense de Colorado, y sus cámaras de seguridad lograron registrar a los animales ingiriendo la droga, aunque no el momento en el que el individuo se deshizo de ella.

Al parecer, la persecución comenzó en la avenida 14 de la ciudad, donde cuando el presunto traficante fue descubierto por la policía, arrojó la sustancia a través de una valla, detrás de la que estaban los canes.

Dogs eat heroin at Denver doggy day care.mp4
Según se pudo saber la vida de los perros no corre peligro gracias a la rápida intervención de los cuidadores. El medio The Denver Channel obtuvo varios testimonios de los dueños, que aseguran que los empleados "salvaron la vida" de los animales afectados, gracias a su rápido traslado a un Centro Veterinario al que llegaron con cuadros de "intoxicación aguda".

Por otro lado, la policía de Denver, arrestó a un sospechoso, que se encuentra bajo custodia acusado de tráfico de drogas, y ha abierto una petición para pagar la factura de tratamiento de algunos de los animales, la que asciende a más de 500 dólares.