Un agente de policía que respondía a un aviso de robo a mano armada mató tiros al menor durante una persecución. Según la policía la pistola del niño parecía "prácticamente idéntica a un arma policial".

Un agente de policía que respondía a un aviso de robo a mano armada mató a tiros a un niño de 13 años durante una persecución, cuando el menor, según la policía, sacó de su cintura una pistola que parecía "prácticamente idéntica" a un arma policial, pero que después se determinó era de balines, informaron las autoridades.

Embed

Debido a que el agente era blanco y el niño negro, el caso inevitablemente fue comparado con el del niño Tamir Rice, de 12 años, que la policía mató a tiros en el 2014. La policía de Columbus dijo que estaba en la primera etapa de su investigación, pero indicó que las diferencias entre el caso de Tyree King y el de Rice eran muy marcadas.

"Lo único en que se parecen es en la edad, la raza y el resultado", dijo el sargento Rich Weiner, portavoz de la policía de Columbus. "Los hechos no son parecidos, y eso debe ser reiterado".

Los agentes que investigaban un aviso de robo a mano armada el miércoles detectaron a tres hombres al este del centro de Columbus que coincidían con la descripción de los sospechosos. Dos de ellos se echaron a correr cuando los agentes trataron de hablar con ellos.

OHIO

Los agentes siguieron a los hombres a un callejón cercano e intentaron detenerlos. Allí fue cuando Tyree sacó una pistola, y un agente disparó, alcanzando al chico varias veces.

El menor fue trasladado a un hospital infantil, donde murió. Las autoridades identificaron al agente que disparó como Bryan Mason, que tiene nueve años con el departamento.

En una conferencia de prensa este jueves, el jefe de la policía Kim Jacobs mostró una foto de lo que calificó como "réplica" de una pistola de balines que Tyree tenía.

"Nuestros agentes portan un arma que es prácticamente idéntica a esta arma", dijo. "Como ven, parece un arma que podría matarte".

Mason está bajo licencia administrativa mientras la investigación continúa, de acuerdo con el protocolo del departamento, dijo Jacobs.

Un abogado de la familia de Tyree pidió una investigación independiente e imparcial.