Un joven le mandó un reclamo a Fritolim por un aceite en aerosol que "aún estando lleno, no escupe su producto". Además, dolido, se preguntó si es un "masoquista" o una "carmelita descalza" envuelta en una "relación tóxica" con el producto.
Un cliente escribió un curioso reclamo a una empresa multinacional porque al aceite en aerosol Fritolim que compró, solo lo pudo usar dos veces y ya no le funcionó más. La queja, que no tiene desperdicio, no tardó en viralizarse en las redes sociales.

"El mismo, aún estando lleno, no escupe su producto, sólo lo usé dos veces. El contenido está atrapado dentro del envase como el genio en una lámpara, como un preso en Guantánamo", escribió y aclaró: "No es la primera vez que escucho de esto. Varios usuarios conocidos míos del barrio me han comentado tener problemas similares".
fritolim 1.jpg
Luego se preguntó: "¿Soy un masoquista? ¿Soy de esos que se dicen 'tan buenos que son tarados' o soy una carmelita descalza envuelta en una conexión TÓXICA con sus diabólicos productos?".
fritolim 2.jpg
Además, reconoció que lo que está haciendo parece exagerado, pero admite que es una persona pasional. "Mi corazón bombea más de lo normal y para lo que para otros sería una pequeña molestia, para mí es GIGANTESCO".