Los delegados dijeron que se presentaron a trabajar, pero la empresa no cumplió con su parte y no se pudieron verificar las unidades. La circulación podría retomarse entre sábado a la tarde y domingo.

Luego de un acuerdo firmado anoche en el Ministerio de Trabajo, los trabajadores de la línea 60 se habían comprometido a levantar la medida de fuerza que llevaban a cabo desde hacía una semana por la muerte de un compañero.

Según lo acordado, hoy a las 12 debían presentarse en la cabecera todas las partes: trabajadores, la CNRT, el Ministerio de Trabajo y los directivos para poder reanudar el servicio.

Sin embargo, según denunció el delegado Miguel Álvarez a ámbito.com, "la empresa incumplió su parte y recién se hizo presente a las 17 horas, cuando ya están cerradas todas las plantas verificadoras para revisar la seguridad de las unidades".

Embed

"Esto es una clara jugada del grupo empresario. Ellos saben hasta qué hora está abierta la planta verificadora", agregó el representante gremial.

Según cree, si mañana pueden empezar a analizar se los vehículos, el servicio podría reanudarse entre el sábado a la tarde y el domingo.

La muerte de David Ramallo ocurrió el viernes pasado cuando arreglaba un coche en un taller. Los trabajadores decidieron paralizar la línea hasta que no estuviesen dadas las condiciones de seguridad. No fue por "errores humanos" como indicó la operadora, sino que "por el contrario, por desperfectos técnicos previamente denunciados", aseguraron