El sevicio de localización mantiene ciertos estándares para cuidar la identidad de quienes aparecen por accidente en sus imágenes, y lo aplica a todos los seres vivos.
Un usuario de Twitter se percató esta semana de que el servicio de Google Street View le borró la cara a una vaca que pastaba tranquila al borde de una calle de Cambridgeshire, en el Reino Unido, y la captura de la imagen se viralizó en las redes sociales.

Embed
Con más de 11 mil retweets y 14 mil likes, la imagen fue todo un éxito que satiriza el uso extremo de las condiciones de privacidad de Google con respecto a las personas que pueden salir en Street View de manera accidental.

"Pensamos que nos estaban tomando el pelo cuando nos contaron de la vaca. Por supuesto que no la culpamos por querer ordeñar al máximo sus cinco minutos de fama", expresó un vocero de Google que le admitió a la CNN que la medida puede haber sido "un poco extrema" en este caso.