Los trabajadores mantenían la medida de fuerza desde el viernes 9, cuando falló un autoelevador que aplastó al electricista David Ramallo.

Luego de una semana de paro tras la muerte del electricista David Ramallo, los trabajadores de la línea 60 retoman el servicio de manera reducida porque rige la conciliación obligatoria.

Pero el conflicto de fondo no fue resuelto, los gremialistas dicen que las rampas son peligrosas y no se van a usar. El delegado Esteban Simonetta explicó el viernes: "Vinieron de la ART y están llevando una a una a las unidades a una revisión, tanto de la cabecera de Barracas como la de Maschwitz".

LÍNEA 60 RETOMA EL SERVICIO DE FORMA REDUCIDA

De este modo, los talleres siguen clausurados. "Veremos qué plan de adecuación para cada puesto de trabajo tiene que seguir la empresa para que puedan funcionar adecuadamente", agregó Ramallo.

Por su parte, Eva, madre de Ramallo se quejó por el trato: "En ningún momento se han acercado. Nadie de la empresa". A su vez, Alessandra, mujer del electricista fallecido, declaró a C5N: "No son vagos, son simples trabajadores. Están luchando para salir seguros y no tener que pasar esto que pasó David, al que le decían que era un vago, igual a muchos de sus compañeros. Entró a trabajar por obligación".