Participaron diputados, senadores y dirigentes de izquierda, entre otros. Varios disertantes repudiaron la "represión" desatada en Neuquén y se dejó asentado que el debate que se lleva a cabo no es para acatar la voluntad popular.
La audiencia pública para discutir la suba en la tarifa de gas continuaba esta tarde con pocos asistentes y renovadas críticas al proyecto del gobierno. Se espera que este sábado haya al menos 100 expositores entre legisladores nacionales, especialistas energéticos y representantes gremiales, con críticas y defensas al sistema que impulsa el gobierno.

En la Usina del Arte, ubicada en el porteño barrio de la Boca, están inscriptos 373 oradores que tienen entre 5 y 10 minutos para hablar, como lo hizo esta mañana, la senadora nacional por Río Negro, Magdalena Ogarda quien pidió la "eliminación de los aumentos de las tarifas y que se fije una tarifa patagónica".

Embed
Le siguió Guillermo Pereyra, senador nacional por Neuquén (MPN) y secretario General del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa quien afirmó de que "hace 25 años que venimos sin un plan energético sustentable" y reclamó "inversiones" para extraer gas de yacimientos como Vaca Muerta.
Poco después le tocó el turno al presidente previsional del Senado de la Nación, Federico Pinedo quien defendió la posición del Gobierno en una exposición corta y plagada de cifras.
En la primera parte de la audiencia se escucharon varias voces críticas que deploraron el "tarifazo", como representantes del Partido Obrero que lo cuestionaron, afirmaron que Aranguren es un hombre de petrolera y denunciaron la eliminación de los subsidios.

Varios disertantes repudiaron la "represión" desatada en Neuquén ante los incidentes en el debate sobre las tarifas en esa ciudad y también se dejó asentado que la audiencia que se lleva a cabo no es para acatar la voluntad popular porque las tarifas ya están decididas.

El ex ministro de Economía Axel Kicillof afirmó, por su parte, que "hoy tendríamos que estar haciendo una audiencia por la reapertura de las paritarias, por el aumento del salario".

Embed
En tanto, representantes de la Unión Industrial Argentina (UIA) y de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) coincidieron, en la Audiencia Pública para el Tratamiento del Precio del Gas y las Tarifas de Transporte y Distribución de Gas en la Usina del Arte, en la necesidad que se contemple a industrias y comercios en el cuadro tarifario

A su turno, el secretario de Asuntos Legales, Laborales y Sociales de la CAME, Ignacio de Jauregui, expresó que desde la entidad no desconocen "la necesidad de adecuar y que progresivamente se ponga un tarifario que lo hago sustentable", no obstante advirtió: "no se puede hacer a costa de nosotros".

Para la UIA, la relevancia de la industria en la demanda total de gas hace necesario que conformen "una mesa de diálogo permanente a efectos de articular soluciones consensuadas entre la demanda industrial y el ministerio que permitan la ansiada sustentabilidad".

Por su parte, Jauregui hizo hincapié en los en las consecuencias de un cuadro tarifario justo al remarcar que "un 300% de aumento en gas a una fabrica que consume poco mas mientras que otra que si lo hace lo deja fuera del mercado.

"Sin industria no hay nación y sin energía no hay industria", puntualizó al finalizar Calsiano.