El escocés, que está 2 sets arriba del bahiense, sintió una molestia en el tercer parcial y tuvo que ser atentido en el vestuario. El británico jugó cinco horas el viernes ante Del Potro y también disputó el dobles del sábado.

MURRAY PIDIÓ ATENCIÓN MÉDICA PARTIDO CON PELLA