En una entrevista íntima, la actriz reveló una situación un tanto densa con un ex compañero de trabajo. Además, su relación con Atahualpa y sus fetiches.

Natalia Oreiro confesó que una vez le pasó lo que, según las malas lenguas, sucede seguido en la industria del espectáculo: un hombre que trabajaba con ella le quiso dar un beso sin su consentimiento.

Seguí leyendo en RatingCero.com