En los instantes previos al empate del Tomba, el arquero de Boca se quejó aireadamente mirando al banco por la facilidad con la que llegaba el rival. "¡Estamos mano a mano!", fue una de las frase que se le pudo entender a Sara.

Sari
Sin embargo, terminado el partido, el ex jugador de Atlético de Rafaela intentó quitarle dramatismo a la situación.

Sara