Un oficinista trabajaba en atención al público cuando a una pareja que estaba frente a él se le cayó su niño. Una cámara de vigilancia captó la velocidad del trabajador para ayudar al pequeño.
El recepcionista de un hospital en la ciudad brasileña de Teófilo Otoni se convirtió en el héroe de los internautas cuando una cámara de seguridad ubicada a sus espaldas captó cómo le salvó la vida a un bebé.
Los padres del pequeño lo apoyaron sobre el mostrador en su cuna portátil, pero un movimiento torpe hizo que el nene cayera y solo los rápidos reflejos del trabajador lo salvaron de un fuerte golpe.

Mirá el video:
caida bebe oficina