Una empresa argentina diseñó un prototipo de sensores "inteligentes" conectados a Internet que, a través de una aplicación, avisa a los conductores dónde hay lugares disponibles para estacionar sus vehículos en la ciudad de Buenos Aires.
"Con Smart Parking la persona se podrá bajar la app y así ver en un mapa de Google dónde están los sensores que, conectados a Internet, permiten una visualización de los espacios en tiempo real", explicó a Télam Guillermo Castelli, CEO y fundador de QuadMinds.

Se trata de un sistema compuesto por sensores que, instalados en el piso, emiten una frecuencia para detectar la presencia de un vehículo. Estos dispositivos son capaces de enviar, en tiempo real, alertas sobre lugares disponibles para estacionar a una aplicación móvil que poseen los conductores.

"En las próximas semanas estaremos implementando este sistema en la Ciudad. Una de las características de vanguardia de este proyecto es que simplifica la infraestructura que se utilizaba antes para este tipo de conexiones, y además reduce los costos", agregó Castelli.

Embed

Estos sensores, cuya batería dura hasta cinco años dado que la electrónica implementada gasta poca energía, pueden instalarse en lugares como estacionamientos privados o centros comerciales, por ejemplo, ya que ofrecen "un valor agregado a las cocheras", remarcó el directivo.

"Tanto el diseño industrial como el software fue desarrollado en Argentina", precisó Castelli, y añadió que son varias las virtudes de implementar Internet de las Cosas en sistemas de estacionamiento.

Entre ellas citó la agilización de los tiempos para estacionar, la mejora en la fluidez de la circulación del tránsito, la reducción de la huella de carbono en el ambiente por consumirse menos combustible y la posibilidad de otorgar a los ciudadanos el control para ubicar su estacionamiento.

Esta iniciativa se suma a otras que ya están dando sus primeros pasos en la Ciudad de Buenos Aires para convertirla en una "Smart City", tales como sistemas que permiten una mejor gestión de los residuos o incluso soluciones para medir el flujo de agua de los ríos subterráneos y así evitar inundaciones.