Un grupo de medios estadounidenses demandó al FBI para obligarle a revelar más información sobre el procedimiento realizado para hackear el iPhone de uno de los autores abatidos de la llamada masacre de San Bernardino, sucedida en diciembre pasado en el estado de California.
La demanda se produce luego de que el FBI afirmara que finalmente habían podido acceder a la información del dispositivo con ayuda de un proveedor externo, dado que Apple se había negado a proporcionar a las autoridades estadounidenses un programa para hackear la contraseña de un iPhone 5c, pese a haberlo ordenado un juez.

Ahora los medios quieren saber, entre otras cosas, cuánto dinero y a quién le pagó el FBI por el servicio. Los demandantes son la agencia de noticias AP, el grupo de medios Gannett con el periódico USA Today y Vice Media, según informó la agencia DPA.

El autor del atentado y su mujer mataron a 14 personas en San Bernardino, y la pareja, que supuestamente apoyaba al Estado Islámico, murió en un tiroteo con la Policía.

Embed
Como se trataba de un caso de terrorismo, Apple también fue presionada políticamente para ceder ante el FBI.

Pero la empresa argumentó que con el programa de desbloqueo se habría debilitado la seguridad de datos de todos sus usuarios.

La firma también se molestó porque el Gobierno utilizó como base legal para sus exigencias la ley All Writs Act de 1789, que faculta a los jueces a ordenar las medidas necesarias, y advirtió que con este precedente se podría abrir la puerta a una vigilancia generalizada de los dispositivos electrónicos.