La Selección argentina de futsal consiguió este domingo el gran objetivo de ganar el Grupo E del Mundial de Colombia al igualar 2 a 2 frente a Costa Rica en el Coliseo Bicentenario de Bucaramanga. Sin embargo, no todas fueron sonrisas para los albicelestes.
Es que, en el comienzo del encuentro, hubo una gran preocupación debido a una terrible patada que sufrió Maxi Rescia, que tuvo que dejar el estadio y fue trasladado a un hospital cercano.

Futsal
Fonseca, jugador de Costa Rica, llegó muy tarde a un cruce e impactó de lleno en el tobillo izquierdo de un Rescia que acusó el golpe y quedó retorciéndose de dolor en el piso. Afortunadamente (teniendo en cuenta que temía una lesión más severa), el argentino sufrió un esguince externo de grado 2 en el tobillo y seguramente se pierda el partido de octavos de final frente a Ucrania el próximo jueves.