La empresa argentina, así como española Iberia, entre otras, se sumó a la lista de empresas aeronáuticas que prohibieron el uso del quipo en sus vuelos, después de que varios se prendieran fuego por una falla en la bataría.
Aerolíneas Argentinas, se suma a Iberia, Singapore Airlines, Thai Airways, Garuda Indonesia, Philippines Airlines, Tigerair, Royal Brunei y todas las aerolíneas que operan en Vietnam, las australianas Jetstar, Virgin Australia y Qantas, que ya habían tomado esta decisión.

Arolíneas puso restricciones desde este martes al uso del Samsung Galaxy Note 7 que por el momento, solamente se pueden llevar en equipaje de mano y apagado durante todo el vuelo.

“Está totalmente prohibido cargar el dispositivo y su transporte en equipaje facturado”, consigna el comunicado oficial, luego de que los aparatos causaran problemas en todo el mundo por las explosiones.

Aerolíneas prohibición.jpg
"El resultado de la investigación ha probado que las baterías y equipos de teléfonos de Galaxy Note 7 se incendian durante la carga, lo que ha llevado al fabricante a retirar todas las unidades vendidas en el mundo", informó por su parte Philippines Airlines, en un comunicado.

Royal Brunei
emitió una nota parecida en la que advierte de que "con efecto inmediato, recomendamos a todos los pasajeros que no enciendan ni carguen estos aparatos dentro del avión".

El viernes 2 de septiembre Samsung suspendió las ventas de la última versión de su "phablet" de alta gama -que ya había vendido 1,5 millones de unidades- y anunció que cambiará los equipos de quienes lo soliciten debido a la presencia de baterías defectuosas que llegaron a incendiar algunos terminales.

La empresa surcoreana reconoció que al menos 35 equipos se prendieron fuego en todo el mundo y aseguró que "durante las próximas semanas" sustituirán los Galaxy Note 7 defectuosos.