Tras casi 48 horas de idas y vueltas, el partido que Defensa y Justicia ante River se jugará sin visitantes y en Florencio Varela el domingo a las 20.
"A eso de las 11 del mediodía hablé con (el titular de la APREVIDE Juan Manuel) Lugones y me dijo que el partido iba sin visitantes", reveló el presidente de Defensa, José Lemme.

Embed
Lemme explicó que al hablar este lunes por la noche con su par Rodolfo D'Onofrio le dijo que River "no iba a vender entradas".

Eran aproximadamente unas 15 mil entradas que iba a tener el público de River si el partido se jugaba en Racing, cuyas autoridades, dijo Lemme, se habían ofrecido a colaborar para facilitar la venta de entradas ya que Defensa no estaba en condiciones de un expendio en Varela.

Defensa perdió aproximadamente un millón de pesos adicionales
o más aún por no jugar con público de River, que en cambio no se hubiera llevado absolutamente nada.

Ocurre que la interna de la barra de River está candente, con tres de sus líderes procesados y ninguno de los dos clubes quiso arriesgarse. Queda en claro que la APREVIDE esperó que los clubes se pusieran de acuerdo. River no se movió y la carga organizativa superó a Defensa.

Con las cartas ya jugadas por los clubes, el organismo que encabeza Lugones bajó el martillo y sentenció que el partido será en Varela el domingo a las 20 y sin público visitante. Como consuelo, Lemme evaluó que "los hinchas de Defensa deben estar contentos de que se juegue en Varela".

Al inaugurar nuevos vestuarios en el predio de River en Ezeiza, D'Onofrio aseguró que nadie de la provincia le informó que iba a haber visitantes en Defensa. "Simplemente tengo que decir que el día que la provincia y las autoridades digan que se pueda ir será porque se habrán tomado todos los recaudos", dijo D'Onofrio.