El pequeño SUV de Peugeot, el 2008, que se lanzó al mercado este año en el país, sacó en Brasil una versión de look off road denominada Crossway, que ya se comercializaba en Europa.
La variante no estará en el elenco estable de la gama en el Mercosur, ya que sólo se producirán 500 unidades sobre la base del nivel de equipamiento Feline.

Esta serie especial toma atributos propios del segmento de modelos aventureros, como protecciones en los guardabarros, neumáticos de uso mixto, llantas específicas para la versión y stickers laterales.

Además, tiene los espejos retrovisores externos cromados y, en el interior, tiene detalles exclusivos Crossway en las alfombras y en los tapizados de cuero.

En cuanto a la mecánica, utiliza el motor naftero 1.6 de 115 CV, asociado a transmisión automática Tiptronic de cuatro velocidades.

Entre el equipamiento, se incluye el sistema multimedia con pantalla de siete pulgadas pulgadas con navegador integrado y computadora de abordo. El sistema es compatible con Apple CarPlay.

También se ofrece climatizador automático bizona, dirección eléctrica, techo panorámico, sensor de estacionamiento, control de tracción, de estabilidad, seis airbags, entre otros elementos. No hay especificaciones sobre su llegada al país.