En el marco del 52º Abierto del Jockey Club, se presentó el nuevo DS 4 Crossback, la versión aventurera del modelo de la marca premium francesa.
Allí, DS anunció su apoyo al Washington Polo Team como auspiciante oficial. Y fue la ocasión además para que se vea por primera vez el DS4 Crossback, que ya se había anunciando el mes pasado.

El modelo se presentó en el Salón del Automóvil de Fráncfort de 2015 y desde su lanzamiento lleva vendidas 120 mil unidades en todo el mundo. Y ahora llega al país en el marco de una estrategia expansiva de DS, nacida como división premium de Citroën, pero hoy constituida como marca independiente.

El DS4 es bitono, como su hermano menor DS3, y pueden combinarse los colores del techo y de la carrocería, con la posibilidad adicional de utilizarlos en retrovisores y tapones de rueda.

El motor es el conocido 1.6 naftero turbo de 163 CV que se utiliza en otros vehículos de PSA. Está asociado a transmisión automática de seis velocidades.

Entre los puntos destacados aparece su oferta de conectividad. El vehículo dispone de un sistema multimedia con pantalla táctil de siete pulgadas que permite acceder a las distintas funciones: navegador GPS, radio y música (tomas USB, lector de CD, función Bluetooth), conectividad Smartphone Mirror Screen y funciones relacionadas con la ayuda a la conducción. Funciona tanto con Apple CarPlay como con MirrorLink, que permite utilizar el smartphone sobre la pantalla del cuadro de instrumentos.

Respeta las características de los crossover, como una altura sobreelevada respecto a la versión estándar, protector en los pasarruedas, barras laterales en el techo.

En el interior, tanto las butacas como los paneles tienen revestimiento en cuero, exclusivos de la marca DS.