La clienta de un restaurante de comida china divulgó a través de las redes sociales su asco e impotencia al notar que su plato favorito estaba un poco desvirtuado.
Una mujer de Maryland, en los Estados Unidos, denunció que pidió costillitas de cerdo a un restaurante chino de la zona y le trajeron patas de perro en vez. Convencida de que hubo una equivocación, la clienta protestó primero en el local y luego en las redes sociales.

Ashley Jefferson, de Havre de Grace, Maryland, denunció a través de su perfil de Facebook que el restaurante China Palace quiso venderle perro por cerdo y mostró la evidencia, para risa de algún que otro chef con el ojo más agudo que el de ella.

"Busqué en Google cómo se ve la pata de un perro muerto y me devolvió esta imagen. Díganme si no se ven iguales. Me voy a guardar una para que la analice el Departamento de Salud (sic)", disparó la joven en su video.

Woman claims she received DOG PAWS fron Chinese restaurant

"Es obvio que esos son los tendones del costillar, yo los veo todo el tiempo en las costillas", expresó un chef de Georgia en solidaridad con el restaurate, que es propiedad de la familia Gao.

"Esto es lo que pasa cuando una malcriada sólo come pollo deshuesado y nunca vio huesos en su comida. Seguro que se lo quiso comer con tenedor y cuchara", acotó otro en tono humorístico.

Embed
"Esto no fue una humorada para hacerme conocida", aseguró Jefferson en su perfil de Facebook. Desde el local mostraron un certificado para dejar en claro que "no hay evidencia de carne de perro" en el establecimiento.

Embed