La mujer dio a luz a un bebé sano el lunes pasado. A pesar de su increíble marca, no es la más longeva del mundo.
María Rosaria Venturno, de 61 años, se convirtió en madre por primera vez el lunes pasado con la llegada de su hijo, Elia Francesco, que nació después de "un embarazo normal y tranquilo" en un hospital de Castel Volturno, a 46 kilómetros de Nápoles, Italia.

Embed
Rosaria y su marido, Enzo, concibieron a Elia Francesco sin necesidad de tratamientos de fertilidad, según explicó la mujer. Así y todo no se trata de la madre primeriza más vieja del mundo ya que ese título aún le pertenece a una india de 70 años llamada Mohinder Singh Gill.

El niño nació perfectamente sano con un peso de 3,5 kilos, informó el sitio ITV.