La ciudad estadounidense de Charlotte, en Carolina del Norte, vivió una noche de disturbios tras la muerte este martes de Keith Lamont Scott, un afroamericano negro de 43 años tiroteado horas antes por la Policía.

En enfrentamientos entre agentes de seguridad y manifestantes resultaron lesionados una docena de uniformados, uno de los cuales resultó herido por el impacto de una piedra en la cara, mientras que diversos vehículos policiales y de medios de comunicación sufrieron desperfectos.

Incidentes en Charlotte

El número de manifestantes heridos en los choques, que empezaron al atardecer y se prolongaron durante horas, se desconoce por el momento, como también eventuales detenciones.

Embed

Familiares de Scott negaron que el hombre fallecido estuviese armado y aseguraron que lo que sí llevaba era un libro que estaba leyendo mientras esperaba que un hijo suyo regrese de la escuela para llevarlo a su casa.