Se trata del caso de Hugo César Lespada. La Justicia dictó a su favor y una tabacalera deberá pagarle 300.000 pesos que aseguró, usará para tratar su adicción.Es la primera vez que una sentencia judicial sale a favor del reclamo de un fumador.
Lespada tiene 65 años y comenzó a fumar desde los 14. Antes de eso, su vida era bastante sana: practicaba natación y jugaba al fútbol con frecuencia. Poco a poco su salud se fue deteriorando y a pesar de los intentos, jamás pudo dejar el cigarrillo: se había vuelto adicto. Por eso, demandó a al empresa Massalin Particulares S.A y ahora, un fallo de la Justicia dictaminó a su favor.

El Juzgado Civil y Comercial Nº 14 de Mar del Plata, a cargo de José Méndez Acosta, sostuvo que la empresa tabacalera deberá pagar una indemnización a Lespada, quien quiere usar el dinero para cubrir un tratamiento contra su adicción al tabaco. La tabacalera apeló la sentencia.

Según el juez, la empresa difundió publicidad "inductiva y engañosa" en los años setenta, y no advirtió al consumidor sobre los daños potenciales del producto para la salud humana. Actualmente, Lespada sufre falta frecuente de aire, dificultad para caminar, adormecimiento de los brazos, y otros problemas que afectan su vida cotidiana.

"Empecé a los 14 años. La publicidad sugería que el fumador era un triunfador. Yo intenté dejar de fumar muchas veces. Hace 14 años, presenté la demanda judicial. Hoy tengo 65 años, y aún no puedo dejar el cigarrillo. Fumo 50 cigarrillos por día. Si no fumo, me doy la cabeza contra la pared", contó Lespada.

La tabacalera le deberá pagar una indemnización por 110.000 pesos más los intereses que en total suman 300.000 pesos.