El hombre quería sorprender a la beba de 5 meses y no tuvo mejor idea que regalarle un peluche de grandes dimensiones. La diferencia de tamaños entre el oso y la niña enterneció a los usuarios de las redes.
Un abuelo estadounidense decidió mimar a su nieta, de 5 meses, y le regaló un oso verdaderamente gigante. Su dimensión era diez veces mayor a la de la nena.

Cuando la mamá de la pequeña compartió la foto en Twitter, rápidamente se viralizó ya que los usuarios se quedaron sorprendidos por lo que medía semejante muñeco en comparación con la beba.

Embed