La panelista fue abordada por la prensa en el Aeropuerto tras aterrizar desde Punta Cana, adonde viajó para relajarse y alejarse de los escándalos tras las infidelidades de su pareja.

Amalia Granata y Leo Squarzon viajaron a Punta Cana después del escándalo por infidelidad y hasta posaron para una revista, que les habría pagado el hospedaje en un lujoso hotel.

Ya de vuelta en la Argentina, la panelista y el profesor de tenis enfrentaron a los medios y simularon haber dejado atrás el escándalo que los tuvo como protagonistas semanas atrás.

Granata se mostró muy relajada y aseguró a Los Ángeles de la mañana que "disfrutaron mucho el viaje".

Seguí leyendo en RatingCero.com.